El embarazo podría ser un buen momento para que una mujer cambie su estilo de vida. Hay numerosos cambios corporales y psicológicos que suelen llevar a la madre a estar preocupada por dejar de fumar, comer más saludable, practicar deportes que no practicaba antes, etc. Pero a menudo encuentro en consulta mujeres que piensan que el ejercicio físico puede perjudicar al bebé y éste es un concepto equivocado, siempre que se practique con moderación y bajo control ginecológico.

Actualmente, muchos estudios apuestan por llevar a cabo una práctica regular de ejercicio físico durante el embarazo, básico para una buena salud gestacional. Los beneficios de la actividad física durante este periodo incluyen:

• Aumenta el buen humor, proporciona energía y aumenta la autoestima.

• Mejora la calidad del sueño.

• Prepara el cuerpo para el nacimiento del bebé, ya que aumenta la resistencia, fuerza y flexibilidad de los músculos y tendones.

• Previene las lesiones perineales y reduce las complicaciones durante el parto.

• Reduce el dolor de espalda mediante el fortalecimiento de los músculos de la zona, que son muy importantes durante el embarazo.

• Ayuda a reducir el colesterol y aumenta el metabolismo glucídico, reduciendo el riesgo de diabetes gestacional.

El tipo de ejercicio dependerá del estado del embarazo y de la forma física de la madre, ya que no será el mismo ejercicio para las mujeres que están acostumbradas a tener un alto rendimiento atlético que las que llevan un estilo de vida más sedentario. Es por ello que, si antes de quedar embarazada siempre has practicado deporte, puedes continuar el ejercicio que hiciste antes de quedar embarazada, disminuyendo siempre la intensidad y la velocidad de tus movimientos. Si, por otra parte, no practicas ningún tipo de ejercicio físico y ahora quieres empezar, comienza poco a poco con actividades como caminar, natación moderada, …

Además, se deberán evaluar factores como la hipertensión, el mareo, las contracciones uterinas, el sangrado vaginal o la fatiga, que limitarán el tipo de actividad física.

Esta práctica también estará contraindicada en casos de enfermedades del corazón, riesgo de parto prematuro, embarazo múltiple, fetos con crecimiento inadecuado, entre otros.

Cualquier actividad física que esté en el agua, para evitar esfuerzos gravitacionales, así como pilates terapéutico o yoga, que son ejercicios más destinados a la corrección postural son ideales para esta fase en la vida de una mujer. Bailar, dar movimiento a tu pelvis o simplemente el hecho de caminar también son una buena alternativa para practicar deporte y mejorar la flexibilidad y fortalecer los músculos. Por otra parte, no se recomiendan todos aquellos deportes donde se debe levantar peso, realizar abdominales clásicos o rebotes, saltos, descensos y subidas, así como esquiar o montar a caballo, dado el alto impacto que recibe la faja abdominal y sobre todo el suelo pélvico.

Me gustaría darte algunos consejos en caso de que estés considerando iniciar algún tipo de actividad física:

1. Empieza despacio. Es mejor que si no estás muy acostumbrada al deporte, empieces cinco minutos hasta llegar a los treinta minutos, añadiendo cinco minutos más cada día.

2. 2. Lleva ropa cómoda y cómoda. Bebe mucha agua. Bien hidratada tú y tu bebé siempre.

3. Si estás enferma o con poco humor, evita hacer ejercicio.

4. Aprende a escuchar lo que tu cuerpo quiere, no te obligan ni presiones si no te apetece.

5. Si nota alguna molestia, consulta siempre a su médico, así como cansancio, mareo, falta de aliento, dolor de espalda, taquicardia …

Los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico pueden asesorarte y acompañarte durante esta etapa tan importante de tu vida, escogiendo el ejercicio físico que mejor se adapte a ti en tu caso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad