Un prolapso es el descenso de una o más vísceras que ocupan la pelvis.

1. Vejiga: CISTOCELE

2. ÚTERO: HISTEROCELE

3. RECTO: RECTOCELE

Pasan porque la musculatura y los ligamentos perineales ceden frente a la fuerza de gravedad, al haber pasado un embarazo, uno o varios partes, estreñimiento crónico …

La sintomatología que produce es sensación de peso a nivel vaginal o sensación de que algo está ocupando espacio en la vagina.

Encontramos hasta cuatro grados de prolapso, los dos primeros pueden tratarse con fisioterapia. Los otros dos ya tendrían que tratarse con cirugía.

Para prevenir el prolapso, te recomendamos visitar a un especialista de suelo pélvico para que te haga una buena valoración, con una historia clínica completa, observando los factores que pueden llevarte a producir esta patología como bien la postura y así poder contrarrestarlos.

Si tienes un prolapso leve el tratamiento con fisioterapia que podemos ofrecerte a consulta es muy recomendable y lo más indicado. Seguro que notas resultados!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad